Solomillo en salsa roquefort

Receta de solomillo en salsa roquefort

El solomillo en salsa roquefort es una apuesta segura. Es fácil, muy rápido de preparar y está de lujo. Con casi cualquier una guarnición quedaremos bien.

Ingredientes para preparar solomillo en salsa roquefort

  • Para la carne:
  • 600 gr. de solomillo de ternera
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Una pizca de sal
  • Para la salsa:
  • 100 gr. de nata líquida
  • 50 gr. de queso roquefort
  • 150 gr. de champiñones
  • 40 gr. de cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal

¿Cómo preparar solomillo en salsa roquefort?

  • El solomillo en salsa roquefort precisa que comencemos por la preparación de la salsita, así luego sólo tendremos que cocinar la carne y listo.
  • Lo mejor es tomar un cazo adecuado y echar en él la nata líquida y el queso roquefort troceadito. Lo llevamos al fuego, esperamos a que se deshaga, y dejamos que vaya tomando cuerpo la salsa al roquefort hasta que tenga la densidad deseada.
  • Durante la preparación de la crema para el solomillo en salsa roquefort, debemos tener en cuenta que al enfriarse, la salsa suele espesar.
  • Una vez tengamos la salsa lista, probaremos por si hay que rectificar de sal, y listo.
  • La carne para el solomillo en salsa roquefort la haremos a la plancha y en pocos minutos. Sólo tendremos que poner los filetes sobre la plancha caliente espolvoreada con sal gorda y pimienta negra molida, y hacerla al punto de asado que más nos guste.
  • Una vez el solomillo esté listo, servimos los filetes en plato o bandeja y salseamos.
  • Como sugerencia, podemos acompañar nuestros deliciosos filetes de solomillo en salsa roquefort con guarnición de verduras, arroz, pasta o patatas.
  • Foto orientativa: cookbookman17
Nota del autor:

El solomillo tenemos que cortarlo en filetes de algo menos de un dedo de grosor antes de marcarlos en la plancha.

Puedes hacer este solomillo en salsa roquefort con distintos tipos de carne, por lo que si no tienes solomillo de ternera, lo puedes hacer con solomillo de cerdo o incluso con pechugas de pavo o pollo. La única cuestión que varía es el tiempo de cocinado que darás a cada tipo de carne.